El poder oculta el rostro de los verdaderos Terroristas.